Prohibición de tubos fluorescentes

La moderna tecnología de iluminación contribuye en gran medida a la sostenibilidad. En el marco de la directiva sobre restricciones a la utilización de sustancias peligrosas (RoHS) y del reglamento de ecodiseño, las fuentes de luz ineficientes o dañinas para el medio ambiente se están retirando paulatinamente del mercado europeo. Desde febrero de 2023 se prohíbe la venta de tubos fluorescentes compactos y tubos fluorescentes circulares T5. Desde agosto de 2023, las lámparas fluorescentes lineales T5 y T8 están prohibidas y, desde el 1 de septiembre de 2023, las lámparas halógenas (G9, G4 / GY6.35) no pueden comercializarse en el mercado de la UE.

Esta prohibición supone ventajas inmediatas para los consumidores. Al comparar lámparas con tubos fluorescentes de 38 mm utilizados con un balasto convencional, las modernas lámparas LED equipadas con detectores de luz natural y de presencia consumen un 80 por ciento menos de energía. A diferencia de los tubos fluorescentes, las lámparas LED poseen un direccionamiento de la luz mucho mejor y una vida útil considerablemente más larga. Estas ofrecen un 20 por ciento más de iluminancia en lugares de trabajo con un mismo valor de flujo luminoso. El cambio a esta tecnología se subvenciona en Austria con hasta un 30 por ciento de los costes de la inversión.

Cambio de la directiva europea 2011/65/UE
La directiva RoHS de la Unión Europea regula entre otras cosas el uso de mercurio en lámparas. Esta directiva se complementa con el reglamento de ecodiseño, que restringe la venta de lámparas de baja eficiencia energética. En primavera de 2022, la Comisión Europea modificó las excepciones establecidas en el anexo III de la citada directiva. Esto ha tenido consecuencias importantes para el mantenimiento de edificios, dado que una gran parte de los edificios públicos están equipados con lámparas que contienen mercurio. Desde entonces, los gestores de edificios apuestan por la amplia gama de lámparas sin mercurio ofrecidas por los distintos fabricantes. Aunque a este respecto debe procederse con cuidado: muchas empresas de electricidad ofrecen un cambio de lámparas por el método del «retrofit». No obstante, eso hace que la lámpara pierda la certificación CE. En ese caso no está claro quién debe responsabilizarse de los posibles daños personales materiales que puedan producirse. El cambio a lámparas LED de retrofit modifica siempre el ángulo de proyección de la luminaria. Esto hace que, sobre todo en lugares de trabajo, los límites de luminancia y de deslumbramiento UGR se superen, haciendo que las luminarias ya no sirvan para el propósito deseado. Además, el cambio a lámparas de retrofit no está sujeto a ningún tipo de ayuda estatal.

Una solución distinta es apostar por lámparas LED nuevas. Esto ofrece la máxima eficiencia y permite cumplir los requisitos normativos relacionados con el lugar de trabajo específico. Desde diciembre de 2021 está en vigor la nueva norma de iluminación para centros de trabajo, que establece parcialmente un aumento considerable de los requisitos de intensidad luminosa. En ella también se definen con exactitud valores de iluminancia más elevados para los trabajadores de mayor edad y mayores iluminancias cilíndricas para el ritmo circadiano de los empleados, permitiendo que estos valores puedan ser tenidos en cuenta al llevar a cabo la planificación luminotécnica. No hay que olvidar tampoco la posibilidad de mejorar la calidad luminosa con lámparas IRC 90, ahora ampliamente disponibles.

Resumen de la retirada progresiva de fuentes luminosas

Ayudas


Varios países ofrecen ayudas para el cambio de tubos fluorescentes por lámparas LED. El objetivo es facilitar a empresas, organismos públicos y hogares el cambio a una tecnología LED energéticamente eficiente, ahorrando así costes y energía valiosa. En Austria, el cambio a esta tecnología se subvenciona con hasta un 30 por ciento de los costes de la inversión. Cabe señalar que el cambio a lámparas de retrofit no está sujeto a ningún tipo de subvención.

Ayudas en Austria:
Sistemas LED en interiores < 20 kW
Cambio a tecnología LED para iluminación exterior o interior ≥ 20 kW

Ayudas en Alemania:
BAFA - Ayuda estatal para edificios eficientes (BEG)
Programa de subvenciones para la rehabilitación de sistemas de iluminación en el interior de edificios municipales

Ayudas en Suiza:
Programas de ayuda para el uso de iluminación energéticamente eficiencia